FORMASAM
Otros
Duración del proyecto: 
De Abr 2018 hasta Mar 2020

Los ecosistemas forestales, con sus productos y servicios,  tienen un papel importante para conseguir objetivos ambiciosos de mitigación del cambio climático, pero también se deben adaptar al mismo cambio climático. Los itinerarios de gestión forestal se deben desarrollar en su contexto regional, pero también deben ser compatibles con las políticas forestales y de sostenibilidad promovidas a escala estatal y europea. Los modelos de procesos pueden evaluar la provisión futura de productos forestales, simulando distintas opciones de gestión para la provisión de madera y leña, así como también la resiliencia de los bosques bajo el cambio climático.

Resumen

FORMASAM desarrolla escenarios futuros de gestión forestal, que son consistentes desde el nivel de rodal, pasando por el paisaje hasta el nivel continental; a la vez que se exploran las opciones de mitigación y adaptación de la Bioeconomía Europea.  Estos escenarios de gestión serán integrados en estudios de modelización.

El primer grupo de trabajo tendrá la tarea de diseñar escenarios de gestión forestal futuros, con el soporte de expertos estatales de la United Nations Economic Commission of Europe (UNECE) Team of Specialists, a continuación habrá tres grupos de trabajo que tendrán la tarea de hacer operativos estos escenarios. El primero con la aplicación de modelos a nivel de rodal, el segundo con modelos a nivel de paisaje i el tercero con modelos aplicados a nivel continental. FORMASAM agrupa expertos en modelización y en gestión forestal de toda Europa, que se enfrontan a los retos específicos de la gestión forestal de cada región.

El conocimiento y la experiencia combinada a FORMASAM permite desarrollar escenarios de gestión forestal orientados al aumento de la resiliencia, y a la contribución a la bioeconomía. Esto permitirá proporcionar información al sector forestal de cara al futuro, para estudios de seguimiento como los de la UNECE Forest Sector Outlook Study, y también servirá para la actualitzación de la “Intended Nationally Determined Contributions” (INDC) de la UE, y sus estados miembros, para los acuerdos de París.