DISTRESS
Duración del proyecto: 
De Dic 2019 hasta Dic 2022

Examinamos la ley de Darcy del flujo de fluidos para determinar la influencia de la altura de los árboles en su respuesta a la sequía a corto y largo plazo.

Resumen

Bajo condiciones de sequía, las plantas regulan el potencial hídrico y la conductancia hidráulica de las hojas mediante los estomas, reduciendo el flujo de savia y evitando embolias y una pérdida excesiva de agua. Debido al efecto negativo que el déficit de presión de vapor (VPD) y la altura de los árboles tienen sobre la conductancia hidráulica a escala del dosel (G), la ley de Darcy predice una reducción en G como resultado del aumento en VPD debido al calentamiento global, al cual los árboles de mayor altura serán previsiblemente más sensibles. Es, por tanto, necesario comprender el efecto que el tamaño de los árboles tiene en su respuesta al aumento del VPD y la sequía.

Los objetivos de este proyecto son: 1) comprobar si, para un mismo nivel de VPD, los árboles ajustan diferentes rasgos funcionales para compensar el efecto negativo de la altura en G en a) bosques tropicales y b) a escala global; y 2) describir los mecanismos que subyacen a esos ajustes y las posibles interacciones con otros procesos funcionales que puedan afectar a la respuesta al estrés hídrico con el aumento de tamaño del árbol.

En primer lugar, mediremos múltiples rasgos funcionales (incluidos el flujo de savia, el intercambio gaseoso y el potencial hídrico de las hojas y el xilema) en árboles de diferentes alturas para testar las predicciones de la ley de Darcy y evaluar el papel que desempeñan las compensaciones entre dichos rasgos en la mayor vulnerabilidad a la sequía con el aumento del tamaño de los árboles en los bosques tropicales. Para evaluar si los mecanismos estudiados se mantienen en distintas especies y ecosistemas, realizaremos un análisis a escala global de la respuesta del flujo de savia y, por lo tanto, de G, al VPD en función de la altura del árbol usando los datos del flujo de savia de 176 especies y nueve biomas diferentes recolectados en el proyecto SAPFLUXNET. Este análisis integrado proporcionará una mejor comprensión del papel que el tamaño del árbol juega en la vulnerabilidad del árbol a la sequía a corto (respuesta fisiológica temporal) y largo plazo (efectos de legado), permitiendo la mejora de los modelos mecanicistas de la respuesta del árbol a la variabilidad climática. Esta información es esencial para simular mejor el impacto que el cambio climático puede tener en los ecosistemas forestales.